Wednesday, August 14, 2013

 

Agosto, Santos y Música

At the moment, I write a few articles in Spanish for a couple of local newspapers - Actualidad Almanzora and El Indálico - here's one from this week's El Indálico:

Agosto, Santos y Música

De alguna manera, agosto es el mes donde finalmente amanece en nosotros la convicción de que el calor ha durado demasiado tiempo, de que hemos sido maltratados y molestados por demasiado turismo - con sus colas, caravanas, ruidos y descuidos-, donde las noches han sido demasiado largas y donde todos los profesionales a los que necesitamos consultar por alguna razón apremiante – abogados, doctores o políticos – han cerrado sus oficinas y abandonado nuestro entorno para irse a algún lugar de vacaciones pagadas con nuestras pelas: como las Seychelles, Miami o la República Dominicana.
En agosto, muchos de nuestros vecinos cosmopolitas vuelven a Gran Bretaña o a Alemania para ver a sus familias, para escapar del calor (estamos en 'Alerta Naranja' hoy) y para tomar una jarra decente de cerveza. Así que no hay nadie conocido con quien podamos hablar excepto los propietarios de los restaurantes y bares, quienes están de todos modos demasiados ocupados para parar y hablar con nosotros.
Agosto es un buen mes para quedarse en casa. Flotar en la piscina y enviar a los jóvenes a hacer la compra. Leer, ver la tele. Nadar otra vez.
En Mojácar, el temible mes de agosto termina con su fiesta popular. El santo local, en nuestro caso San Agustín (patrón de la sangría, los edificios feos y los pelotones de bici), se celebra con una bebiendo, bailando y con mucha pólvora, como en todos los pueblos de España. 
La duración de las fiestas españolas se extiende según el tamaño y la riqueza de la ciudad a varios días o incluso más. Almería ciudad solía tener una bacanal que duraba diez días (con todo esencialmente cerrado, sus abogados todos en Nueva York de compra o esquiando en Nueva Zelanda, y los oriundos y visitantes vestidos de traje de flamenco y dedicados a comer gambas y pasarlo bien). Ahora, con la crisis actual, se ha reducido la fiesta a tan sólo nueve días. Naturalmente, todo el mundo está histérico por esto, aunque al menos las corridas de toros, los grandes conciertos y un montón de fuegos artificiales permanecen todavía.
Aquí en Mojácar, hasta este año, nuestras fiestas sólo han durado cuatro días, alrededor de la fiesta patronal del santo, cuyo día es el 28 de agosto. Ahora, con los tiempos evidentemente mejor, tendremos cinco días de fiesta. No habrá corridas de toros, pero mucha música por supuesto, y un montón de cosas que explotarán en los cielos a altas horas de la madrugaba. Noches hasta altas horas y música a todo volumen. Bailando en la Plaza. No duermes mucho esa semana...
Pero lo bueno es que, justo después de que se retire para guardar el último cordel de banderitas de papel,  el día siguiente, agosto se despide y entramos en septiembre, el mejor mes del año.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?